miércoles, 10 de septiembre de 2008

¿ Y Por qué no se me ocurrió a mi?

Dentro de nuestros múltiples dolores de cabeza en la organización esta el ser competitivo, parece un mantra que me repito a diario, y al parecer de tanto hacerlo, se me ha olvidado observar mi alrededor y responder de manera creativa.

Al escuchar la "sabiduría" empresarial se me ha dicho por ejemplo, algunas de estas máximas:
  • Que debo diferenciarme y enfocarme... Tamaño lío en esta época de la interconexión y la multitarea.
  • Reduce tus costes a través de las alianzas para la creación conjunta de conocimiento..... Y no me quita esto diferenciación? Cómo protejo a futuro mi propiedad intelectual e industrial?
  • Hay que vigilar la tecnología y la competencia.... Y por dónde empiezo? 
Para estudiar cómo innovar y diferenciarme, he estado algo alejada de mi amigo Peter Drucker, de los conocedores como Escorsa y Maspons en Gestión de la Innovación y hasta del sistema nacional de innovación en Colombia: He decidido concentrarme!


Para empezar, me quiero sorprender y no temer a cada nueva idea ajena, y dejar ese sentimiento de rabia cuando encuentro que muchas de las innovaciones son tan obvias, que lo único que me quedaba por decir es: ..¿ Y por qué no se me ocurrió a mi?


Luego, solo quiero ver lo que yo hago, y cómo lo hago, y deleitarme con mi trabajo, es impresionante cómo fluyen las ideas una vez renuncias en mirar al vecino y las tendencias. Al terminar mi deleite, echaré un vistazo con los ojos de quien conoce qué tiene y cómo disfruta hacerlo, sólo así puedo ver el mundo sin ansiedad y aprender realmente de mi entorno.


Quiero decir por fin después de mi auto-examen creativo, que he conseguido crear más que en mucho tiempo, y ahora realmente ni las horas ni el periódico económico me manejan, esos controles si que me han pesado la mayor parte de mi vida!.


Ahora me encanta encontrar noticias como esta (no tan nueva y cada vez más escasas): "En Nigeria, se preservan los alimentos con una nevera realizada con dos vasijas de barro" (Ver más), qué simplicidad, utilidad, limpieza y alto impacto de esta innovación!! Sólo ingenio humano.


Sin desconocer los avances tecnológicos ni las facilidades de la vida moderna, y mucho menos con toda la investigación de los que realmente saben de innovación, me quedo con la premisa "concentración y aprendizaje situado",  la Creatividad fluye como una propiedad emergente de mi sistema, no del sistema vecino!, y aunque admito que lo más difícil de desprender en mi caso sigue siendo la frase: ¿ Y por qué no se me ocurrió a mi?.

2 comentarios:

Ma. Eugenia Fernandes dijo...

Reproduzco el comentario que una compañera intento dejarnos aquí, Ma. José dijo:
No creo que cualquier persona pueda ser creativa...
Mas bien, siguen el camino trillado que otros han marcado si les parece que les conduce al éxito.
Yo digo, que hagas lo que hagas, aún en el caso de que sea lo mismo que el de al lado...que lleve tu personalidad..
Bicos

Ma. Eugenia Fernandes dijo...

Gracias Ma. José,

En cuanto a lo que planteas efectivamente, el camino fácil es seguir las pautas que otros han marcado. además porque la cultura no conduce a esto.

Sin embargo, coincido contigo en que siguiendo al otro, aún puedo ser creativo.... porque ser creativo no solo se refiere a crear una gran obra de arte, sino a generar mejoras o cambios sobre lo ya establecido, quizás esto que llamas el sello de cada persona.

El camino de la creatividad parte de romper esquemas o paradigmas en las formas de pensamientos, tomando como referencia lo existente. Es poco probable que yo genere algo nuevo, sin partir de un conocimiento que ya existe.

Llegado a este punto considero que cualquier persona puede ser creativa, siempre y cuando se lo proponga!! El nivel de disposición a ello, es lo que hace que todos podamos ser creativos!! Esto es un camino a seguir que cada quien escogerá...
Qué opinas?

Muchas gracias por tus comentarios..